Grafito edita este cómic de Á. Muñoz, R. Vilbor y A. Pajares

Objetivo Hedy Lamarr

Hedy Lamarr es una de las actrices más emblemáticas de la Edad de Oro de Hollywood. Desde que se diera a conocer, todavía muy joven cuando todavía usaba su apellido austríaco, en la película Éxtasis (donde protagonizaba un polémico desnudo integral y el que quizá es el primer orgasmo femenino de la historia del cine), su carrera no fue más que en ascenso. Cuando consiguió la nacionalidad estadounidense ya era el ojito derecho del propietario de Metro Goldwin Mayer, que le consiguió platos entre los que destaca el de Dalila en la grandiosa Sansón y Dalila de Cecile B. DeMille.

Pero Hedy Lamarr era mucho más que una cara bonita. Con apenas unos estudios básicos, sus inquietudes le llevaban a hacer inventos caseros para arreglar problemas de la vida cotidiana. Cuando se casa con un empresario de la industria armamentística e intenta colaborar con sus ingenieros, estos la tratan con condescendencia, hasta que poco a poco se dan cuenta de que sus ideas no sólo son útiles, sino también revolucionarias. En efecto, Hedy Lamarr es una de las personas que dio con el concepto de la radiotransmisión de amplio espectro, lo que abrió una puerta inimaginable entonces en el mundo de las telecomunicaciones. Su descubrimiento es la base, por ejemplo, de nuestra moderna wifi.

Pénélope Bagieu ya intuyó el potencial biográfico de nuestra protagonista y la incluyó en su primer volumen de Valerosas: mujeres que sólo hacen lo que ellas quieren, donde muchos nos pusimos al corriente de la azarosa vida de Hedy Lamarr. Ángel Muñoz, Ricardo Vilbor y Abel Pajares firman ahora esta novela gráfica Objetivo Hedy Lamarr, publicada por Grafito Editorial, que mezcla realidad y ficción para acercarnos a su persona.

Objetivo Hedy Lamarr

Ricardo Vilbor, un guionista que ha demostrado su solvencia y amplitud de registro en obras anteriores como Carroñero o Chorizos, firma aquí un thriller de época bien llevado. Dentro de un marco temporal muy estrecho (la acción transcurre en muy poco tiempo dentro de la narración) es capaz de hacer de Hedy Lamarr un personaje redondo, haciendo hincapié en su potencial humano. Por su parte, Ángel Muñoz pone al servicio del guion un dibujo de regusto a bd clásica, pero con una particular estilización que casa muy bien con la ambientación histórica. A eso, hay que unir el espectacular coloreado de Abel Pajares. Objetivo: Hedy Lamarr es una historia clásica de intriga, de espías, de nazis y de ensalada de tiros, de lealtades y traiciones, y sobre todo, de personas que sistemáticamente cometen el error de subestimar a la protagonista. Una novela gráfica ligera, dinámica, que reivindica a una mujer de la que (inexplicablemente) no se ha rodado aún ningún biopic. ¿Será este cómic la excusa perfecto para hacerlo?

Algunas obras relacionadas:



‘Objetivo Hedy Lamarr’, mucho más que una cara bonita was originally published in Papel en Blanco on Medium, where people are continuing the conversation by highlighting and responding to this story.