Bane vs. Bane: ¿Cuál es mejor? ¿el de Nolan o el de Tom King?

Enfrentamos a Bane contra sí mismo en dos de sus mejores representaciones hechas hasta la fecha

Si dejáramos de lado, y, por favor, háganlo; a la interpretación de Bane vista en Batman Forever, podríamos disfrutar sin culpa con la que tendría que haber sido la primera versión fílmica del villano. Tom Hardy le dio todo lo que necesitaba al personaje, recordado no solo por su presencia física, sino también por su voz mecanizada y ese aspecto tan realista, característico de la versión de Christopher Nolan.

Históricamente, la obsesión del villano siempre ha sido romper al murciélago, pero casi, aún más, ha sido conquistar el hogar del héroe y convertirse en su gobernante. Este plan le ha llevado a protagonizar historias en las que lo ha intentado, contando más fracasos que aciertos. No obstante, y si vamos más allá de la versión cinematográfica o de la historia contada en La caída del Caballero Oscuro, la larga etapa del guionista, Tom King, nos cuenta precisamente eso: el plan definitivo de Bane para conquistar la ciudad de Batman y quitar de la ecuación al murciélago de una vez y para siempre.

El Bane de la trilogía de Christopher Nolan.

Si la trilogía de Nolan nos muestra a un Bane que juega a ser un esbirro de Ra’s al Ghul, con una caracterización física a la altura gracias a la potencia visual que permite Tom Hardy, aunque con un notable carácter dual, ambiguo y situado en plena crisis económica; el de Tom King es una versión todavía más imparable y sin devaneos morales.

Derrotado una y mil veces, Bane emerge de las sombras para vencer al murciélago, como ya hiciera antes. Ambas versiones del villano viven para destruir a Batman, obsesionados por su figura redentora, que inspira a una ciudad decadente como es Gotham. Pese a todo, en la comparación, el Bane de Nolan pierde frente al de Tom King, definitivamente más fuerte, pero sobre todo, más astuto y con menos debilidades que el de Hardy, en apariencia, más vulnerable emocional y psicológicamente.

‘Yo soy Bane’

‘Yo soy Bane’

En Yo soy Bane, Tom King continúa diseñando su particular retrato sobre uno de los mejores villanos que ha dado la galería del héroe oscuro. Una vez más, el gigante vuelve a hacer alarde de todo su poderío físico sin desmerecer el plan de fondo, confirmando su capacidad intelectual para manipular y derrotar psicológicamente a Batman, como pocos pueden hacerlo. Bane se codea con todo tipo de villanos, que utiliza a su antojo para ir cerrando el círculo en torno a Batman. Lo hemos visto hacerlo antes y todo parece indicar que lo hará de nuevo. Esa es la sensación durante la lectura, aunque Batman se resiste a caer y da guerra, como nunca. No hay que olvidar el trabajo de David Finch, quien dibuja a Bane como lo que es: un monstruo sin escrúpulos cuando se trata de dar caza a su enemigo. Lo que sí queda claro es que los enfrentamientos entre Bane y Batman siempre ofrecen espectáculo y, con todo el tema de la boda con Catwoman de fondo, la fiesta parece completa.

Yo soy Bane es una gran oportunidad para conocer, cara a cara, a uno de los villanos más interesantes del panteón de Batman. Si le dan la oportunidad descubrirán que estamos ante un criminal realmente peligroso y que siempre esconde un plan dentro del plan, aunque parezca todo lo contrario. Insistimos, esto es solo el inicio.

También te puede interesar:



Bane vs. Bane ¿Cuál es mejor? ¿el de Nolan o el de Tom King? was originally published in Papel en Blanco on Medium, where people are continuing the conversation by highlighting and responding to this story.